enfermedades1

Infecciones en la piel: Más comunes de lo que creemos

Desde pequeños nos enseñan a lavarnos las manos antes y después de ir al baño, cubrirnos con un sombrero si hace sol, no tocarnos la cara si jugamos con tierra o cualquier otra cosa que nos pudiera manchar, pero se ha demostrado por medio de encuestas recientes hechas a personas de entre 20 y 30 años que no siguen todas las indicaciones que rigieron la infancia sin saber la fatalidad de su error.

Sea por comodidad, por no tener cercano un lugar donde lavarse las manos o simplemente porque se olvidó, todos han cometido la osadía de tocarse la cara después de soltarse del pasamano del autobús, rascarse la pierna, el brazo o la cara ante una comezón sin tener la precaución de limpiarse el área poco después de hacerlo o tomar una galleta para ingerirla sin antes haber lavado la mano. El sentimiento de culpa no es lo suficiente fuerte como para no evitar hacer cualquiera de estas cosas y la acción se repite constantemente en el día a día y termina por volverse costumbre. Sin embargo, se es totalmente inconsciente que todo esto nos puede traer grandes problemas en el futuro. Y sino creen, te invito a que sigas leyendo.

¿Qué puede pasar?

Muchas cosas, desde transmisión de bacterias que habitan en nuestras uñas y pasan de forma directa a los poros de la piel para que se alojen y dejen sus huevecillos, hasta producir heridas que se infectaran por la misma suciedad que se transmiten al momento de rascar y provoquen infecciones. Entre las infecciones más comunes a desarrollar por un mal cuidado diario de piel y que toda persona puede desarrollar se tiene:

-Acné: No sólo es cosa de pubertos, pues este padecimiento también puede aparecer durante la edad adulta. Entre los diferentes motivos que existen para que se produzcan estos abscesos de grasa se encuentra una mala alimentación, estrés, malos hábitos de higiene y problemas hormonales. Sea como sea es mejor estar al pendiente y no estar reventando las erupciones pues se podría producir una infección.

Dermatitis seborreica: Este se produce por un incremento en la producción de grasa y el aumento de un hongo en el cuerpo cabelludo que se alimenta de la grasa antes mencionada, produciendo una resequedad en el área. Causas, falta de higiene por parte del afectado.

Dermatitis por contacto: Irritación que se da ante el contacto de ciertos agentes, algunas personas es por el pasto, otras por suciedad en sí, se considera una enfermedad ocupacional.

-Infecciones de piel: Puede ser derivados por agentes virales y micóticos como onicomicosis en uñas o el pie de atleta, es decir contagio del mismo hongo que causa el pie de atleta y los microbios de los que se hablaban antes que habitan en las uñas. Quizás el componente viral no pueda ser controlado, pero los micóticos podemos evitarlos.

El cuidado de piel, normalmente es algo que se alude como una vanidad o característica única de las mujeres, no obstante, todo ser humano está expuesto, pues la piel es el órgano vivo más visible, y por si fuera poco, uno de los más sensibles, ante el menor cambio en el entorno se ve desprotegido, así que se recomienda encarecidamente cuidarlo con el uso de cremas humectantes, bloqueador solar y visitas regulares al dermatólogo para descartar cualquier enfermedad grave, así como mantener un estilo de vida saludable con ejercicio y comida rica en vitaminas y minerales.

Compártelo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Uno de nuestros especialistas está listo para atenderte

Servicios

Visítanos

DermaDF

Perpetua 40, 3er piso, San José Insurgentes, Alcaldía Benito Juárez, C.P, 03900 Ciudad de México, México

A 100 mts del Metrobús Teatro Insurgentes

Estacionamientos cercanos